La tecnología patentada e inigualable de Artesis utiliza un enfoque de sistema de voltaje y corriente basado en modelos para detectar una amplia gama de fallas en motores eléctricos. Este enfoque basado en modelos funciona según el principio de que la corriente consumida por un motor eléctrico y se ve afectada no solo por el voltaje aplicado, sino también por el comportamiento del motor y del equipo que está en funcionamiento. Identifica las distorsiones de la forma de onda de corriente que no han sido causadas por distorsiones en forma de onda de voltaje y, por lo tanto, deben haber sido originadas por el comportamiento del motor y del sistema del equipo accionado. La frecuencia de estas distorsiones indica la naturaleza de la causa y su magnitud, la gravedad de esta.

¿Cómo se compara el análisis del sistema de voltaje y corriente basado en modelos con VA?

En comparación con el análisis de vibraciones, la tecnología Artesis es más sensible a los fenómenos de torsión mientras que los sistemas de vibración son más sensibles a los fenómenos radiales. El sistema basado en modelos puede detectar una amplia gama de fenómenos mecánicos dentro del motor y el equipo en funcionamiento, no solo relacionados con los rodamientos, sino también con problemas comunes como la desalineación y el desequilibrio. También detecta una variedad de problemas eléctricos, como barras rotas del rotor y bobinados del motor sueltos.

El análisis de voltaje y corriente basado en modelos mide una variedad de parámetros eléctricos, como la distorsión armónica total (THD), el desequilibrio de voltaje y el desequilibrio de corriente que pueden contribuir a problemas mecánicos y eléctricos a largo plazo. Estos parámetros también pueden dar lugar a señales de vibración, que a veces pueden ser malinterpretadas por el análisis de vibraciones y traducidas como fallas mecánicas o problemas en los rodamientos. Debido a que Artesis es el organismo oficial que mide estos parámetros eléctricos, se puede evitar un diagnóstico falso de este tipo.

Al igual que con el monitoreo de vibraciones, las señales identificadas por el enfoque del sistema basado en modelos aumentan cuando el equipo trabaja con una carga mayor. Con solo usar los niveles más altos de vibración, se podría concluir equivocadamente que se estaba en presencia un problema. Debido a que los sistemas basados en modelos miden el voltaje y la corriente, también calculan la potencia y utilizan esta información de carga para normalizar las lecturas y evitar dichos diagnósticos de fase.

El análisis de firma eléctrica del motor (MCSA por sus siglas en inglés) es una técnica bien establecida que se apoya en el mismo principio fundamental que el análisis de voltaje y corriente basado en modelos, es decir, de que la corriente consumida por un motor se ve afectada por una serie de factores, cada uno de los cuales se da a través de frecuencias específicas identificables. Este tipo de análisis se usa básicamente para identificar problemas de barra de rotor en motores de inducción, un fenómeno que el sistema basado en modelos también puede identificar, con una resolución generalmente mejor que MCSA.

Sin embargo, el sistema basado en modelos es mucho más efectivo que MCSA al momento de identificar y diagnosticar una amplia gama de fenómenos. Las diferencias clave entre la tecnología de Artesis y los sistemas MCSA son los siguientes:

MCSA

MCSA realiza un análisis espectral de la corriente total del motor, la cual está dominada por la frecuencia de suministro de 50 Hz o 60 Hz. Las fallas de la barra del rotor se detectan como la diferencia de altura entre el pico de suministro y la frecuencia de paso dominante del polo, típicamente 60dB para un motor en buen estado que disminuye a 30dB si es de mala calidad.

  • MCSA generalmente se basa solo en la corriente.
  • A menudo usa una sola fase.

Análisis de voltaje y corriente basado en modelos

El enfoque basado en modelos analiza la “corriente residual”: las distorsiones en las onda de corriente que no han sido causadas por distorsiones en ondaa de voltaje. Esto elimina la frecuencia de suministro dominante y se centra en las señales que indican las fallas en todo el espectro.

  • El enfoque basado en modelos mide el voltaje y la corriente para eliminar las distorsiones en las ondas de la corriente que se han generado por distorsiones en el voltaje.
  • El sistema basado en modelos mide las tres fases de corriente y las tres fases de voltaje.
  • Además, es mucho más sensible a una amplia gama de fenómenos porque sus espectros no están dominados por el pico de frecuencia del suministro de la red.
  • Las distorsiones en el suministro de voltaje llevarían a que MCSA identificara fallas espúreas. Tales distorsiones son bastante comunes en muchos suministros eléctricos industriales y pueden ser enormes en equipos impulsados por inversores.

Los problemas que pueden revelarse por el desequilibrio entre fases son invisibles cuando solo se mide una sola de ellas.